Es algo que todos vemos casi a diario, a veces incluso en situaciones peliagudas, pero ¿Qué es el fuego? ¿Conocemos de verdad esta sustancia que mientras unas veces sirve de amiga, otras, puede ser devastadora?

Desde que la humanidad descubrió el fuego, lo ha utilizado para múltiples tareas, ya sea cocinar, purificar el agua y otros muchos usos más avanzados y complejos.

Es considerado uno de los cuatro elementos, y junto al aire, el agua y la tierra ha sido venerado en casi todas las regiones, incluso se le han ofrecido sacrificios en diversas culturas por considerarlo purificador.

Sin embargo, el fuego, también tiene una cara menos amable, a veces puede salirse de control, creando incendios muy destructivos que cuesta mucho apagar, causando pérdidas por valor de millones de Euros e incluso tomando algunas víctimas por el camino, pero… ¿Qué es realmente el fuego?.

 

¿Qué es el fuego?

 Denominamos fuego al conjunto de partículas o moléculas incandescentes de materia combustible, que son capaces de emitir calor y luz visible, siendo producidas por una reacción química de oxidación acelerada.

Las llamas son las partes del fuego que emiten luz visible, el humo son esas mismas partículas, pero que ya han dejado de emitir dicha luz.

Las llamas están compuestas principalmente de dióxido de carbono, vapor de agua, oxígeno y nitrógeno.

Si alcanzan la temperatura suficiente, los gases pueden ionizarse y convertirse en plasma. También se le conoce como lumbre o candela.

El fuego es una reacción química

La base del fuego es una reacción química muy fuerte de oxidación, este proceso genera y desprende calor a su alrededor. A su vez, el aire que rodea las partículas disminuye de densidad y flota sobre el aire inferior más frío, creando convección.

Cuando hablamos de fuego de estado sólido, el aire caliente viaja hacia arriba a una velocidad suficiente como para empujar aún partículas pesadas de combustible en la misma dirección (todavía calientes y emitiendo luz visible), poco a poco, van bajando de temperatura, al igual que el aire que tienen a su alrededor, dejando de brillar y tornándose de un color oscuro; el aire, al enfriarse, empieza a bajar de velocidad, a tal punto que ya no puede empujar las partículas para arriba y estas empiezan (si pesan más que el aire) a levitar sin subir, cayendo luego de nuevo a tierra.

 

La naturaleza del fuego

 El fuego es una reacción química entre el combustible (madera, papel, etc.) y el comburente (principalmente oxígeno). Mediante una energía de activación, como por ejemplo una chispa, el fuego se inicia.

El oxígeno forma el 21% de la atmósfera y a más oxígeno tenga a su disposición, más rápido se producirá la combustión de cualquier combustible

Los componentes del fuego

El fuego está entonces compuesto de tres elementos fundamentales:

  • El combustible: Necesita cierta temperatura para lograr la combustión.
  • El comburente: Oxígeno.
  • Energía de activación: El calor necesario para que comience la reacción.

Si falta cualquiera de estos elementos el fuego no se iniciará, estos tres elementos se consideran fundamentales para el fuego, pero hay otro más: la reacción en cadena que hace que el fuego se mantenga.

Para extinguir cualquier fuego siempre debemos eliminar alguno de estos 4 elementos.

 

La naturaleza del fuego en un incendio.

Aunque para que se inicie el fuego basta solo con los tres elementos fundamentales, (combustible, comburente y energía de activación) para que este continúe en el tiempo es necesaria la reacción en cadena.

Para poder apagar un incendio correctamente, lo mejor es entender el efecto que cada uno de los componentes tiene sobre el fuego.

Formas de apagar un incendio

Existen 5 formas posibles de extinguir un incendio, las vemos a continuación:

  1. Extinción por sofocación: Evitamos que el oxígeno entre en contacto con el fuego, de esta manera cortamos la reacción.
  2. Modificación de la atmósfera del incendio: Cuando usamos un extintor de CO2 lo que logramos es eliminar el oxígeno circundante, logrando así apagar el incendio.
  3. Eliminar el combustible: Eliminamos la materia prima del fuego logrando así su finalización.
  4. Eliminación del calor: mediante frío eliminamos el calor necesario para la reacción, extinguiendo así el fuego.
  5. Supresión de la reacción en cadena: para cortar la reacción en cadena cubrimos el incendio con sustancias químicas que bloquean los radicales libres de la combustión.

En Previnsa nos especializamos en la formación de lucha contra incendios

En Previnsa somos expertos en autoprotección, formación y gestión de emergencias relacionadas con el fuego. Tenemos muy presente que para luchar contra un enemigo (Aunque el fuego sea un amigo en otras muchas ocasiones) debemos conocer a fondo su naturaleza.

Esperamos haberte ayudado a comprender mejor qué es el fuego y cuál es su naturaleza.