El concepto de realidad virtual nació como tal en el año 1987, cuando el informático Jaron Lanier creó junto a Tom Zimmerman el ya famoso “Guante de datos”, un novedoso dispositivo que permitía tocar objetos virtuales como si fueran físicos. Algo nunca antes visto en la historia de la humanidad.

A partir de este momento, se abrió un amplio abanico de posibilidades en múltiples sectores, siendo uno de los más importantes el ámbito de la formación. A continuación, te contamos en qué consiste esta tecnología y cómo ha mejorado el sistema formativo:

¿En que consiste la realidad virtual?

 La realidad virtual (RV) es la creación de un entorno o escenario simulado que el usuario ve y siente como totalmente real. Esto nos permite trasladarnos a cualquier lugar o situación sin movernos de una habitación cerrada.

Por ejemplo, con la RV la mente y los sentidos pueden creer que estamos en una playa paradisiaca, mientras físicamente seguimos de pie en nuestro despacho.

Esta tecnología se sirve de diversas técnicas informáticas para crear sensaciones que nuestro cuerpo percibe como reales. En otras palabras: crea una realidad digital que reemplaza el entorno físico donde nos encontramos.

Existen varios tipos de realidad virtual: la inmersiva y la extendida. Vamos a verlas más a fondo:

 ¿En qué consiste la realidad virtual inmersiva?

 La realidad virtual inmersiva nos permite entrar en un escenario simulado, pero esta vez no como simples espectadores, sino como protagonistas absolutos.

Con ella, tú decides qué quieres hacer y cómo. Esto se consigue a través de una serie de impulsos que tus neuronas reciben y transmiten al cerebro, consiguiendo así un mayor realismo. Puedes sentir sensaciones de todo tipo, ya que esa inmersión se debe conseguir a través de los cinco sentidos.

 

¿En qué consiste la realidad extendida?

La realidad extendida (ER) es una combinación de elementos reales físicamente presentes con otros objetos virtuales, o lo que es lo mismo, que NO están ahí. Este término engloba la realidad virtual, aumentada y mixta.

 

¿Cómo funciona la realidad virtual?

La RV funciona creando un entorno 100% simulado, con lo que se consigue una experiencia inmersiva de 360º (abarcando todo nuestro campo de visión) para que sintamos esa experiencia como si fuera totalmente real.

En un entorno simulado, los usuarios pueden interactuar en tiempo real con los objetos que ven como si estuvieran allí. En consecuencia, dejan de percibir el entorno físico que les rodea para sumergirse por completo en el virtual.

Para entender su funcionamiento con mayor profundidad necesitamos conocer las gafas de realidad virtual:

 

¿Qué son las gafas de realidad virtual?

 Las gafas de realidad virtual (También llamadas casco de realidad virtual, visor de RV o HMD) son un dispositivo de visualización que se adapta a la cabeza del usuario. Su objetivo es hacer creer a nuestro cerebro que la imagen 3D que está viendo, y que ha sido generada por ordenador, es totalmente real.

 

¿Qué nos permite la realidad virtual?

Gracias a ella podemos simular todo tipo de escenarios, siendo la tecnología perfecta para el entrenamiento de diversas habilidades, sobre todo de aquellas que pueden suponer algún riesgo físico, incluso aunque este sea leve.

En Previnsa, por ejemplo, utilizamos formación con realidad virtual para la extinción de incendios. Sin embargo, los campos de aplicación de esta tecnología son muy amplios, siendo habitual en pilotaje de aviones, cirugías y otros muchos sectores donde el riesgo está presente, tanto para el operario como para terceras personas.

 

¿Cómo aplicamos la realidad virtual?

Esta tecnología se aplica mediante dispositivos como cascos o gafas de RV, junto a otros elementos adaptados que representan los simulados. Gracias a ellos se realizan acciones o se reciben sensaciones táctiles, visuales y sonoras que crean la propia realidad que se está experimentando.

 

¿Para qué sirve la realidad virtual?

 Actualmente, se emplea en multitud de sectores, que van desde el entretenimiento a la formación.

En nuestro caso, la utilizamos para formar a los alumnos en el control de incendios. Para ello, empleamos las gafas de realidad virtual, extintores adaptados y otros elementos simulados como alarmas. Mediante esta forma de trabajar desarrollamos la capacidad de usar correctamente estos elementos en caso de un fuego real.

Puedes ver más sobre nuestro sistema de formación con RV en el siguiente enlace:

 

 

¿Por qué es importante la realidad virtual en la formación?

Una de sus ventajas principales es que capta enseguida la atención de los alumnos, por el factor novedad y por lo divertida que es de utilizar. Esto fomenta el interés y facilita mucho el aprendizaje, logrando así un mayor impacto educativo. El alumno tiende a involucrarse más que con otros métodos de enseñanza.

Por otro lado, la formación con RV en entornos de riesgo elimina por completo las posibilidades de sufrir un accidente durante el aprendizaje, sin necesidad de sacrificar las prácticas de campo (pues se recrean de manera simulada).