El aprendizaje en la formación de prevención de riesgos laborales también se ha modernizado, al igual que en otras áreas. Los simuladores de formación, han demostrado ser más eficientes en el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes profesionales.

Cómo funcionan los simuladores de aprendizaje

Además de favorecer el aprendizaje, otra de las grandes ventajas de los simuladores es que protege a los usuarios de riesgos innecesarios. En este sentido, la formación de prevención de riesgos laborales, es un ámbito más que perfecto para introducir esta forma de aprendizaje.

Por otro lado, las técnicas basadas en simulación, ya sea para aprender procesos hombre-máquina o para estudiar e incorporar estrategias de negociación, se pueden aplicar en el diseño de experiencias de aprendizaje de forma estructurada. Por otro lado, los simuladores suponen una herramienta muy eficaz para medir las competencias en la ejecución de procesos, sobre todo, para el trabajo en equipo.

Todo ello, hace de los simuladores para formación de prevención de riesgos laborales, las herramientas perfectas para formar a los trabajadores.

¿Qué es un simulador de aprendizaje?

A través del uso de la tecnología informática, se crea un modelo de aprendizaje, que permite a los usuarios aprender mientras ejecutan tareas. El simulador les empuja a experimentar y tomar decisiones en escenarios reales, evaluando las consecuencias y recibiendo feedback constante y diversa.

Se ha demostrado que las personas recuerdan mejor las cosas que han aprendido si pueden llevar esos conocimientos a la práctica. Por este motivo, y puesto que no es lo mismo entender una idea que utilizarla para resolver un problema, los simuladores son tan efectivos.

Ahora bien, para que todo esto funcione y los simuladores de formación de prevención de riesgos laborales tengan éxito, es fundamental la implicación de los usuarios. Por suerte, el simple uso del simulador ya lleva consigo un aumento de la motivación. Esto es así, por tres motivos fundamentales:

  • Tienen un efecto lúdico, pues cuentan con interfaces cercanas a los videojuegos.
  • Se puede personalizar la información, de acuerdo a las necesidades o intereses concretas de la empresa o el usuario.
  • Logran un efecto motivador, cuando alguien genera su propia hipótesis de cómo funciona algo antes de que el simulador les descubra la respuesta correcta.

Por lo tanto, esto hace que se facilite la retención de la información, permitiendo a los usuarios aprender más rápido. Al mismo tiempo, también impulsa la capacidad de guiarse por la intuición a la hora de tomar decisiones. Esto es algo que jamás ocurriría con el aprendizaje si es exclusivamente teórico.

Habilidades que desarrollan los usuarios

Otra característica muy importante, es que los simuladores incrementan las habilidades de los usuarios, ya que consiguen que estos perfeccionen competencias a través del uso reiterado de ciertos conceptos, técnicas y metodologías. Al usar todo esto de distintas maneras y en distintos escenarios, se amplían enormemente las habilidades personales.

Por otra parte, los simuladores para formación de prevención de riesgos laborales, mejoran las siguientes habilidades:

  • La formación técnica y funcional basada en la experiencia.
  • La resolución de problemas y toma de decisiones.
  • Las habilidades interpersonales y de comunicación o competencias en equipo.

Al mismo tiempo, el aprendizaje gira alrededor de ofrecer una solución a los problemas. Desde este punto de vista, la implementación de diferentes posibilidades de decisión alrededor de estos problemas junto a las interfaces inmersivas, que son apoyadas en entornos 3D o realidad virtual, son esenciales.

De igual forma y debido a los simuladores, se logra el éxito cuando el usuario reconoce un problema y adopta un enfoque proactivo para trabajar en él y corregirlo. De esta forma, va aprendiendo de forma lúdica y a la vez segura, todo lo que debería saber sobre prevención de riesgos laborales.

Beneficios de los simuladores de formación para los usuarios

La utilización de simuladores para el aprendizaje proporciona muchas ventajas tanto a los usuarios como a las organizaciones. Vamos a ver en primer lugar, cuáles son los beneficios para los usuarios:

Se adquiere confianza

Los usuarios, al tomar conciencia de las consecuencias de sus decisiones y errores en determinadas situaciones, adquieren la suficiente confianza para realizar determinadas acciones. De la misma manera, asumirán más riesgos y actuarán con mayor seguridad en un entorno con ausencia de riesgos.

Aumenta su motivación

Gracias a la práctica y al componente lúdico, los usuarios, estarán motivados para la formación. Ya no se trata de sentarse a escuchar un montón de teoría, sino que, también van a tener la ocasión de poner en práctica dicho aprendizaje en situaciones reales.

Beneficios para las empresas

Por su parte, las empresas, también se benefician enormemente del uso de los simuladores en la formación para prevención de riesgos laborales. Veamos a continuación, cuáles son los principales:

Ahorro de tiempo

Con la optimización de la curva de aprendizaje, se reduce hasta en un 30%, el tiempo de adquisición de conocimientos. Esto hace que la motivación e implicación de los empleados aumente.

Mejores resultados en la formación

Puesto que el usuario puede recurrir a una plataforma online en cualquier momento, se garantiza en todo momento el reciclaje formativo. No solo los trabajadores estarán mejor preparados, sino que también su reciclaje será mayor.

Ahorro de costes

Qué duda cabe, que al disminuir el tiempo de formación y minimizar los costes de desplazamiento, las empresas también ahorran en presupuesto.

Valor añadido en la formación de prevención de riesgos laborales

Los simuladores para formación de prevención de riesgos laborales, conllevan un valor añadido para las empresas. Los trabajadores podrán obtener una formación adecuada y sobre escenarios reales, sin correr el menor riesgo.

Puesto que los simuladores permiten la creación de entornos virtuales, con elementos y situaciones reales, los trabajadores aprenderán hábitos de protección más rápida y eficientemente. Los accidentes podrán reducirse al mínimo, ya que los usuarios establecerán comportamientos preventivos, además de conocer los procedimientos en caso de situaciones de riesgo.

Esto y mucho más es lo que los cursos de formación de prevención de riesgos laborales puede hacer por tu empresa. Si necesitas asesoramiento, no dudes en contactarnos, somos especialistas en formación en seguridad industrial y para empresas.