El riesgo eléctrico puede estar presente en nuestros hogares y puestos de trabajo sin que ni siquiera nos demos cuenta de ello, ocasionando accidentes que deriven en perdidas materiales y humanas en los casos más graves.

Por esa razón, queremos explicarte a fondo qué es, cuáles son sus factores y que tipos de peligros eléctricos podemos encontrar:

¿Sabes lo que es el riesgo eléctrico?

El riesgo eléctrico es toda posibilidad de contacto entre el cuerpo humano y la corriente eléctrica, ya que esto podría ocasionar serios problemas para la salud y la seguridad de las personas.

Hay dos formas de entrar en contacto con la electricidad, por contacto directo y contacto indirecto, veamos cada una de ellas:

  • Contacto directo: Sucede cuando el cuerpo contacta con partes activas de una instalación, equipo o aparato que está en tensión. También pueden ser dos conductores o un conductor activo y tierra. 
  • Contacto indirecto: Cuando se contacta con partes que se han puesto en tensión como resultado de un fallo de aislamiento, generalmente carcasas o partes metálicas del equipo o la instalación

¿Cuáles son los factores del riesgo eléctrico?

Son todos los factores presentes en el puesto de trabajo que pueden provocar algún tipo de peligro para la integridad de las personas, y que, generalmente, se refieren a los sistemas eléctricos de la maquinaria, equipos, instalaciones y demás elementos eléctricos.

La electricidad puede provocar dos riesgos eléctricos en el trabajo, puede ser un foco de ignición creando un peligroso incendio o incluso una explosión y también puede tener efectos muy perniciosos en el cuerpo humano al circular sobre él.

Cuando la corriente circula por el cuerpo humano, este se comporta como una resistencia, sufriendo daños que dependerán del voltaje y la intensidad que circulen por el organismo.

Tenemos una serie de factores que inciden en la gravedad del accidente eléctrico, y que, sumados a la intensidad de la corriente de paso, determinan la gravedad en caso de accidente. 

Estos factores se engloban en dos grandes grupos: los Factores técnicos y los Factores humanos

Factores Técnicos

  • Intensidad de la corriente que circula por el organismo. 
  • Tiempo de exposición al riesgo. 
  • Recorrido de la corriente eléctrica por el cuerpo humano. 
  • Naturaleza de la corriente (alterna/continua). 
  • Resistencia eléctrica del cuerpo humano. 
  • Tensión aplicada.

Factores Humanos

  • Edad. 
  • Enfermedades. 
  • Sexo. 
  • Estado emocional. 
  • Profesión habitual. 
  • Experiencia, etc. 

¿Cuáles son los tipos de riesgo eléctrico? 

Entendemos el riesgo eléctrico como la posibilidad de pérdidas de vidas o de daños a los bienes materiales, debido a la circulación de una corriente eléctrica. 

Aunque el más conocido peligro eléctrico sea la electrocución, hay otros tipos de riesgo eléctrico a tener en cuenta, y que se pueden clasificar en: 

Electrización y electrocución 

Es cuando a causa de una descarga eléctrica, esta circula por el cuerpo de una persona y, por tanto, el cuerpo forma parte del circuito eléctrico y se pueden distinguir, como mínimo, dos puntos de contacto: uno de entrada y otro de salida. 

Este es uno de los más típicos, ya que el cuerpo humano, al componerse de un 70% de agua, es muy buen conductor de la electricidad. Durante el paso de la electricidad por el cuerpo humano puede haber afectaciones en la piel, vasos sanguíneos, nervios, órganos, etc. 

Este tipo de riesgo eléctrico puede derivar en diversas lesiones físicas, teniendo en cuenta los factores que vimos anteriormente: 

  • Fibrilación ventricular: Consiste en el movimiento errático del corazón, el cual deja de enviar sangre a los distintos órganos del cuerpo. El corazón sigue en movimiento, fuera de su ritmo normal de funcionamiento. Una vez producida, el ritmo cardiaco no se recupera de forma espontánea y se debe actuar rápidamente para evitar lesiones más graves.
  • Tetanización: Es el movimiento involuntario de los músculos debido al paso de la energía eléctrica. Dependiendo del recorrido de la corriente se puede perder el control de las manos, brazos y otros músculos.
  • Asfixia: Se produce cuando la circulación de la corriente afecta al centro nervioso que regula la función respiratoria, ocasionando el paro respiratorio. 
  • Quemaduras: Las quemaduras causadas por electrocución son graves y profundas, siendo habitualmente de tercer grado. 

Incendios y/o explosiones

Se producen cuando hay sobrecargas en la instalación, chispas o cortocircuitos debido a la corriente eléctrica. Esto puede causar incendios a su alrededor o en el peor de los casos, incluso explosiones. 

Para que esto ocurra, deben existir los siguientes elementos básicos:

  • Combustible o material de fácil combustión.
  • Oxígeno
  • Fuente de Ignición.

Esta última es donde la electricidad inicia el incendio en forma de chispas por cortocircuito o sobrecarga. Otra posibilidad es que algún elemento eléctrico eleve considerablemente la temperatura ambiente y, al encontrarse rodeado por material inflamable, de comienzo el incendio.