¿Cuándo es mejor hacer simulacros en empresas?

Hacer simulacros en las empresas es obligatorio por ley, el número de veces lo marcan las normas para cada empresa. Por otro lado, cuándo hacerlos, es una decisión que debe tomar la empresa de forma particular.

Cuántos simulacros se han de hacer

Según las leyes, dependiendo del tipo de empresa, los simulacros obligatorios van de 3 a 4 anuales. De hecho, toda empresa deber realizar como mínimo un simulacro al año, salvo que la empresa tenga un riesgo de incendio alto, en cuyo caso serán dos veces al año.

Las empresas que tengan Programas Internos de Protección Civil, deberán realizar 3 simulacros anuales, uno o dos con hipótesis de Incendio. Si se trata de un establecimiento mercantil sin programa interno, deberá realizar 4 simulacros anuales de forma trimestral. Dentro de ellos se incluirán uno o dos con hipótesis de incendio.

Este viene a ser el resumen de la frecuencia con la que realizar los simulacros en empresas. Ahora bien, cuáles son los objetivos de los simulacros, qué medios técnicos y humanos se emplean y cuándo realizarlos. A estas preguntas responderemos a continuación.

Objetivos de los simulacros en empresas

El objetivo principal de un simulacro de incendio es identificar cómo de preparados e informados están los trabajadores. En los simulacros se pone de manifiesto la confianza, la cooperación y la capacidad de reacción de los mismos. Por otra parte, también sirve para supervisar la organización en caso de emergencia, así como para evaluar el Plan de Autoprotección.

Otro de los objetivos principales de los simulacros en empresas es comprobar que todos los sistemas de emergencia funcionen adecuadamente. La señalización, las salidas de emergencia, los extintores, las alarmas, y todos los sistemas de detección han de estar en perfecto funcionamiento.

Con los datos obtenidos del simulacro, se medirán los objetivos anteriores. Con ello, se elaborará un informe que se pasará a la empresa para que ajuste las medidas en caso necesario. Estos informes son muy importantes, porque ayudan a las empresas a prevenir los incendios, evitando así daños materiales y personales en sus instalaciones.

Ahora bien, para alcanzar estos objetivos en los simulacros, se han de emplear una serie de medios técnicos. Es necesario utilizar generadores de humo, alargadores y adaptadores de corriente, simuladores de fuego y otro material para simular posibles incendios. Por su parte, los medios humanos, los profesionales en este caso, ponen su experiencia y conocimientos al servicio de la empresa.

Con todo ello, la empresa podrá asegurarse de la seriedad y profesionalidad del simulacro. De otra manera, quedaría expuesta a riesgos de incendio que podría causarle graves daños. Por este motivo, la mayoría de las empresas cuentan con su Plan de Autoprotección propio. Estos planes de autoprotección y prevención, han de revisarse cada cierto tiempo. Los simulacros en empresa, precisamente lo que hacen es mantener actualizados estos planes preventivos.

Cuándo hacer simulacros en empresas

Para que el simulacro sea efectivo, hay que tener en cuenta varios factores, sin los cuales el simulacro en sí tendría validez. Dentro de estos factores, cuándo realizar el simulacro es fundamental.

En primer lugar, es conveniente realizar el simulacro cuando las instalaciones estén al máximo de su ocupación. De esta manera, se podrá comprobar de forma más eficaz el funcionamiento del Plan de Autoprotección.

En segundo lugar, si bien se informará de la fecha en que se realizará el simulacro, no se debería informar de la hora. El factor sorpresa permitirá medir mejor los resultados y ver si se cumplen o no los objetivos.

Cómo funcionan los simulacros en empresas

La realización de un simulacro, consta de tres fases bien definidas, que pasamos a resumir a continuación:

Fase previa

En la fase previa al simulacro, se fijará la fecha y la hora para su realización. Al mismo tiempo se ha de definir el tipo y la magnitud del mismo. Esto condicionará el nivel de activación, así como las necesidades de los equipos y materiales.

También se informará al personal de la empresa de la realización del simulacro. En este apartado, se podrá decidir si se da una información completa o restringida en función del simulacro que se vaya a realizar.  En caso necesario, también se informará a las autoridades competentes oportunas y a las empresas y vecinos más próximos.

Por otra parte, se han de verificar las condiciones de las instalaciones y de la señalización de emergencia. También se designará el lugar y la persona que iniciará el simulacro. Al mismo tiempo, se han de señalar quienes serán los observadores en las distintas zonas del simulacro.

Fase intermedia

El mismo día del simulacro, se preparará el escenario del mismo, mediante una reunión en la que se concreten las funciones de los observadores y responsables del mismo. Se tendrán en cuenta, sobre todo, la evitación de pequeños accidentes, como caídas o golpes. Por este motivo, se tendrá preparado un equipo de primeros auxilios.

Una vez tomadas dichas medidas, se realizará el simulacro, tomando nota de todo lo acontecido, así como la fecha y hora en que se ha realizado.

Fase final

Una vez y haya finalizado, los responsables, volverán a reunirse, para redactar un informe. En dicho informe se recogerá tanto la actuación de los participantes, como las conclusiones y propuestas de mejora, si fuera necesario. También se informará a los empleados del resultado del simulacro y de las conclusiones del mismo.

En todo este proceso, los observadores son imprescindibles, pues son los responsables de evaluar el desarrollo de los simulacros en las empresas. Para ello, se ocupan de registrar todos los sucesos que ocurren, describiendo todas las acciones que tengan lugar, así como las incidencias. Para ello, pueden hacer uso imágenes, mediante la grabación, con el previo consentimiento de los participantes en el simulacro. En muchas ocasiones, las imágenes son muy valiosas, pues permiten detectar problemas graves a mejorar.

Si necesitas más información sobre los simulacros en empresas, podemos ayudarte. Tenemos amplia experiencia en la realización de simulacros, la prevención y el control de incendios. Por lo que puedes ponerte en contacto con nosotros, y resolveremos tus dudas sin ningún tipo de compromiso.