Los cursos de prevención de incendios están recogidos en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Las empresas están obligadas a formar a sus trabajadores para hacer frente a situaciones de emergencia en caso de incendios.

La importancia de los cursos de prevención de incendios

Que los trabajadores de una empresa sean capaces de hacer frente a una situación peligrosa en caso de incendio es fundamental. Las vidas de los trabajadores y los bienes materiales de la empresa están en juego. Los cursos de prevención están indicados para que los trabajadores adquieran los conocimientos necesarios para una eficaz autoprotección.

Por otra parte, es importante que a la hora de formar a los trabajadores se escoja una empresa que imparta cursos homologados. Los cursos de prevención de incendios homologados garantizan la calidad de la formación. Además, son bonificables, por lo que no es excusa la inversión para no hacerlos.

Para que los cursos de prevención sean fiables deben estar homologados. Además de lo anterior se ha de expedir la correspondiente certificación legal. De igual forma, han de ser impartidos por bomberos profesionales. Por norma general, son bomberos con años de experiencia quienes se hacen cargo de dar la formación a los trabajadores. Es la forma más fidedigna de dar una formación de calidad y fiable.

Dentro de los cursos de prevención contra incendios, hay diferentes tipos: C1, C2 y C3. Cada uno de estos cursos incluye una formación específica que vamos a ver a continuación.

Uso y manejo de extintores C1

El curso de uso y manejo de extintores, o C1, tiene como objetivo facilitar los conocimientos y habilidades que se necesiten para manejar extintores de forma segura. En caso de emergencia por una situación de incendio, saber utilizar de forma correcta los extintores es imprescindible. Por otro lado, el uso y manejo de extintores está contemplado en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales como una formación obligatoria para los trabajadores.

Este curso suele durar alrededor de tres horas. Durante la formación se dará una hora de teoría y dos horas de práctica. Dentro de la parte teórica del curso se estudiará la clasificación de los fuegos. Otras materias son los productos de la combustión, los mecanismos de extinción, así como los agentes extintores.

Uso y manejo de extintores más B.I.E. C2

En este curso de prevención de incendios, además de aprender el correcto uso de los extintores, también se conocerán las medidas preventivas para evitar incendios. Se realizarán prácticas con diferentes tipos de B.I.E., de 25 mm. y de 45 mm., así como prácticas de exterior con fuego.

La duración de este curso es de cuatro horas, de las que una corresponde a la parte teórica, y tres a la parte práctica. En la parte teórica se estudiará la teoría del fuego, así como su clasificación. También forma parte de la formación los mecanismos de combustión y extinción, y los agentes extintores. Durante la parte práctica se harán simulaciones con polvo polivalente y CO2.

Uso y manejo de extintores más B.I.E. y E.R.A. C3

El objetivo de este curso es identificar el riesgo de incendio en la empresa. Además, se adquirirán los conocimientos necesarios para utilizar de forma segura los extintores, BIES y ERAS. Se realizarán prácticas con equipos de respiración autónoma (ERA) y con diferentes tipos de bocas de incendios equipadas (BIES).

Este curso de prevención de incendios dura seis horas. Durante la duración del curso una hora y media suele ser de teoría, y el resto de práctica. La teoría, además de incluir las materias de los cursos anteriores, añade tipos de protección respiratoria, componente de equipos autónomos y extinción con diferentes simuladores.

De los cursos anteriores éste último, sin duda, es el más completo, puesto que además de incluir una parte teórica más amplia, da una formación práctica mucho más específica. Veamos a continuación qué contiene la formación más completa en prevención de incendios.

Curso de prevención de incendios C3: Extintores B.I.E. Y E.R.A.

Durante la parte práctica de este curso, los alumnos aprenderán a manejar los diferentes tipos de bocas de incendios equipadas, así como los equipos de respiración autónoma. Un curso completo C3, ha de contener la siguiente parte práctica:

Parte práctica del curso C3

  • Manejo de Bies de 25 mm. y de 45 mm., reconocer los tipos de proyección de agua, avance, retroceso y maniobras básicas con líneas de agua, y el desenrollado, manejo y funciones de Bies con 2 y 3 personas.
  • Prácticas de exterior con fuego, se hará un control y extinción de fuegos utilizando Bies de 45 mm., así como prácticas de control de incendios y protección de los elementos próximos afectados.
  • Realización de prácticas de interior con fuego, se aprenderá a desplegar mangueras de 25 mm. pasando por el interior, así como la localización y extinción de conatos de incendio.
  • Aprendizaje de manejo y prácticas con Equipos de Respiración Autónoma. Dentro de esta parte práctica se diferencia:

En el exterior, se aprende a identificar los diferentes elementos: espaldera, atalajes, botella, válvulas reductoras de presión, conexiones, manómetro, etc. Así como el montaje y comprobaciones básicas de seguridad antes de utilizar un ERA. También se aprende la colocación de la máscara, el correcto tensionado de los atalajes, y el desmontaje y montaje de botellas.

En el interior se llevan a cabo prácticas de orientación y evacuación en espacios con nula o baja visibilidad. Se aprende a identificar los riesgos del fuego y la sensación térmica del fuego en interior. También se hacen prácticas en entradas en interior con poca visibilidad, donde se procede a la exploración del local, y la familiarización con el equipo. Por último, se realizan extinciones con humo en interior sobre simulador de ordenador, cubeto o cuadro eléctrico, así como la búsqueda, localización y control de posibles fugas de gas.

Cada curso de prevención de incendios está indicado para la formación concreta de cada grupo de trabajadores. La empresa debe decidir qué curso es más apropiado para sus empleados en función del tipo de trabajo que se realice en sus instalaciones. Sea como fuere, es muy importante que la plantilla de una empresa esté preparada para actuar en caso de incendio.